domingo, 5 de febrero de 2012

Reflejo.

Me rodeo de diamantes, siendo yo una simple piedrecilla de la playa.
Me rodeo de colores vivos y bonitos, siendo yo un marrón oscuro casi negro.
Me rodeo de Cenicientas, siendo yo una hermanastra.
Me rodeo de luz, estando yo en sombras.
Me rodeo de gigantes, siendo yo un enanillo.
Me rodeo de páginas escritas, llenas de letras a rebosar, siendo yo una página en blanco, sin escribir, que por no tener no tiene ni líneas.
Me rodeo de sonrisas, mientras reconozco en mi boca una expresión inexpresiva contradictoria.
Me rodeo de multitud, encontrándome sola en el montón. Un individualismo en el inmenso mar de gente, creyendo que soy una y formando parte de un insignificante todo, revuelto y sin orden alguno.

Image and video hosting by TinyPic
Invisible.

ce

2 comentarios:

  1. Ser invisible es way a veces puedes espiar a la gente. Pero tu no eres invisible, lo siento. Yo siempre te veo pequeño pato.

    ResponderEliminar