viernes, 22 de junio de 2012

Dicen que hay peores cárceles que las palabras

Image and video hosting by TinyPic


últimamente yo misma soy una cárcel, me encierro entre barrotes de ideas sin forma, nebulosas de ideas sin definir que cuando intento expresar echan a volar, como si de aves se trataran, hacia ningún lugar supongo, o quizá vuelen en dirección x. Allí donde van las ideas desechadas, cansadas de ser pensadas, los sueños de amores que nunca llegaron, las expectativas que nunca se cumplieron. Allí donde los molinillos de viento no se mueven aún en tiempo de levante, allí donde está la fábrica de lágrimas.


Me muevo entre mis propios barrotes, ansiosa, pensativa. Creo un muro contra mí misma y, a la vez, unas herramientas para destrozarlo. 


cé,

No hay comentarios:

Publicar un comentario