viernes, 2 de septiembre de 2011

Malas costumbres

Esa vieja costumbre de dejar las cosas por medio o el vodka en el alfeizar de la ventana.
Esa vieja costumbre de querer y no poder.
Esa vieja costumbre de que llegue el otoño sin avisar y el verano no se despida.
Esa vieja costumbre de no decir las cosas claras.
Esa vieja costumbre de escuchar canciones tristes en momentos de depresión.
Esa vieja costumbre de decir que te vas a acostar y no poder dormir.
Esa vieja costumbre de romper esquemas, sentirte mal y pegar los trozos rotos.
Esa vieja costumbre de conocer y dejar ir a gente sin quererlo ni beberlo.
Esa vieja costumbre de querer ser como aquellos que consideras superior a ti.
Esa vieja costumbre de acostumbrarnos a los malos vicios.
Esa vieja costumbre de callar y acallar sentimientos múltiples.
Esa vieja costumbre de dormir del lado que mira a la ventana.
Esa vieja costumbre de escribir lo que no soy capaz de decir.
Esa vieja costumbre de repetir.
Esa vieja costumbre de llorar en silencio por teléfono para que la otra persona no sepa que estás llorando a mares.
Esa vieja costumbre de creer y no saber.
Esas viejas costumbres que deberíamos dejar pero ya son demasiado viejas.
Esa vieja costumbre de pedir tequila, sal y limón.




Cé. Foto de la ventana del hotel londinense con un inquilino llamado vodka.

1 comentario: